Las grandes fotografías saben mirar

20/09/2011 13:00

Me miraba. La foto me estaba observando. A lo largo de la vida encuentras muchísimas imágenes a las que mirar, pero muy pocas que te observen a ti.

 

Elecciones en Guatemala, 2011. Fotografía de Alberto Arce. Pinchar para acceder al blog original

Elecciones en Guatemala, 11.09.2011. Fotografía de Alberto Arce. (Gracias, Alberto, por dejarme publicarla).

 

El título es obvio, “El político”. Un candidato a punto de votar -como tantos otros, en tantos lugares del mundo-, realiza ante la prensa su parsimonioso cortejo, cual ave en celo, mantis religiosa o banderillero que posa para un pintor costumbrista. Papeleta en mano, se despliega obsequioso a un grupo de fotógrafos y cámaras… No es más pavo real que cualquier otro, en tantos otros lugares del mundo.

 

¿Por qué me mira así la foto? ¿Por qué reclama mi atención de forma tan persistente?  ¿Qué grito subyace bajo esta instantánea de factura correctísima? Sólo muestra a un político en su gran momento, planchado, sonreído y ensayado. Con un grupo de reporteros gráficos captando un momento deliberadamente alargado a su favor…

 

¿Es la mano del candidato, dando indicaciones, dirigiendo a la orquesta de cámaras perfectamente alineadas en un extraño ángulo? No. ¿Es la mesa electoral, desde la que una misma persona empuña dos aparatos capaces de fotografiar? Es un detalle curioso, pero tampoco… ¿qué es lo tan poderosamente reclama atención?

 

Hay un reportero a este lado, exento, aislado… Ha decidido contar una historia diferente. Eso es.

 

Epílogo

Yo había dejado Guatemala, metafóricamente, reconciliándose tras 36 años de guerra civil, con ambos bandos amontonando armas en las plazas ante la atenta mirada de la Guardia Civil española. Me fui de EFE y no tuve ocasión de seguir en mesa de edición de internacional.

Cuando mi colega Alberto Arce publicó en su blog una serie de cinco fotos de Guatemala, esta imagen me llamó poderosamente la atención. Me estaba contando una historia completa. Es una fotografía perfecta, profundamente astuta y sin efectismos. Se hace poderosa e invita a su lectura, se crece con la observación detallada.

Alberto es periodista. Llega a hacer fotos así de buenas, pero lo suyo es escribir. Así que, cuando leí su magnífica crónica de las elecciones guatemaltecas del pasado 11 de septiembre en https://www.plazapublica.com.gt/, pude leer una historia completa y reveladora, revisitar el país y ponerle nombres y razones a esta inquietante imagen.

No creo que la información internacional haya perdido fuelle por falta de interés del público. Quizás sea que hay pocos reporteros buscando un ángulo distinto. Y aún menos editores con criterio sobre lo extraordinario.