Quiero irme a trabajar al extranjero: ¿por dónde empiezo?

11/10/2011 00:38

 

Ya te has decidido: quieres probar suerte fuera, ver si salir al extranjero es una opción válida para impulsar tu carrera. Ahora, ¿cuáles son los primeros pasos?

 

1. Haz una lista de tus activos reales

Qué idiomas hablas, a qué nivel, cuántos años de experiencia tienes y en qué campos, cuáles son tus habilidades sociales, de qué logros profesionales te enorgulleces, qué tal te adaptas a nuevos entornos, qué harías y qué no, a quién puedes pedir consejo… Se parece al currículum, pero no lo es, porque sólo lo conoces tú y se basa en la sinceridad. Esta lista te ayuda a dar el siguiente paso.

2. Define el objetivo

Ahora, haz otra lista, igual de seria y de sincera, de tus metas. Cuáles son tus motivos auténticos para marcharte (dinero, evitar un parón profesional, aventura, crecer profesionalmente, olvidar a un ex, consolidar una relación); qué quieres hacer y qué no; en qué país quieres vivir, en qué ciudad. Imagina tu casa, tu trabajo y tu nueva vida.

3. Actualiza tu carrera

Ahora sí: rehaz el currículum, tradúcelo (es el momento de encontrar un traductor/adaptador con el que puedas contar para las cartas de presentación); recuerda que tener a punto varias versiones es tan útil en el mercado laboral local como en el internacional. Desempolva los diplomas, títulos y acreditaciones (sí, fuera pueden pedírtelos), hazte buenas fotos en varios tamaños (en Alemania, por ejemplo, son esenciales). Pide cartas de recomendación relevantes y mándalas traducir, piensa en quiénes de tus mentores podrían mantener correo en otros idiomas, por si tienes que dar referencias. Haz versiones en Word y PDF (que se puedan imprimir) de los currículums y cartas.

4. Pon al día tus coordenadas

¿Estás usando el correo de la oficina para buscar otro trabajo? Es poco elegante, igual que una dirección con seudónimo de Hotmail. Es así, qué le vamos a hacer.  Una cuenta en Gmail o de AOL con tu nombre completo queda mucho mejor, sobre todo si las acompañas de firma con tu profesión y enlace a Linkedin. A propósito, si no estás en Linkedin, ya es hora, es una red social seria y quienes estudian a los candidatos la miran. Intenta que haya buena parte de la información de tu perfil en inglés. Si eres creativo o tienes un porfolio interesante, ya es hora de que lo subas a la red.

5. Comienza a explorar tu destino

Viaja hasta allí antes de ir, sumérgete en la cultura local. Lee los diarios online, visita las webs de turismo, consulta las ofertas inmobiliarias (así sabrás cómo están las casas), métete en los supermercados online (otro dato vital: el coste de la vida), estudia los planos de transporte público, haz amigos de tu destino en Facebook, pregúntales cómo anda la cosa… Empápate de la tele del país vía TDT, escucha emisoras de allí a través de internet. Y, muy importante, consulta a las administraciones sobre los requisitos necesarios para vivir y trabajar.

6. Ordena tu papeleo

¿Está tu pasaporte vigente? Lo vas a necesitar, lo mismo que el carnet de conducir, el DNI, el carnet de estudiante y cualquier otro documento importante. Si estás pensando en marcharte a otro país de la UE, ve sacándote la Tarjeta Sanitaria Europea, te cubrirá hasta que encuentres trabajo.

7. Presupuesta el traslado

Este paso es fundamental: ¿cuánto te va a costar marcharte? No sólo es el viaje, es la fianza de una habitación o piso, varios meses hasta que te sitúes, una mudanza, cursos. Si te vas en familia, los costes de adaptación pueden multiplicarse por tres o por cuatro.

 

Sólo es un comienzo. Seguiremos profundizando.

 

Publicado en Trabajos por el Mundo el 11.10.2011