Voluntariado europeo, SVE: un futuro para ti en un mundo mejor

09/03/2012 00:32

 

Desde aprender un idioma hasta abrirte las puertas de tu profesión en otro país. El voluntariado europeo está disponible para jóvenes que deseen adquirir experiencia en el extranjero sin que les cueste dinero.

 

No todo el mundo puede (o quiere) acceder a una beca Erasmus o un programa de prácticas en el extranjero. No todos los jóvenes interesados en ampliar sus horizontes cuentan con el respaldo de una universidad o una empresa. Poco conocido en España, el programa de voluntariado internacional de la Unión Europea facilita la movilidad entre jóvenes los 27 estados miembros y algunos vecinos. Aportan su trabajo a un proyecto social en otro país y reciben alojamiento, comida, seguro médico y viaje.

 

El Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) es el más interesante de todos los programas de voluntariado internacional es, por las garantías que ofrece a todas las partes: los proyectos son cuidadosamente evaluados por las autoridades comunitarias, y porque paga la mayoría de los gastos los voluntarios.

 

Cuánto cuesta acceder al SVE

Nada. Coste cero. La tramitación es gratuita, y el programa, también.

El SVE sufraga el 90% de los gastos de viaje de los voluntarios al lugar de destino (el  100% si el seleccionado/a demuestra carecer de recursos). La organización proporciona alojamiento (por lo general en habitación individual con baño compartido), todas las comidas, seguro y, a veces clases de idiomas, a cambio de un trabajo de media jornada (entre 20 y 40 horas semanales) en centros de información juvenil, guarderías, centros culturales y hogares de jóvenes en situación de exclusión, ancianos o niños.

 

En qué consiste el trabajo voluntario

En ningún caso los voluntarios suplen el trabajo del personal de plantilla. Siempre cuentan con el apoyo y tutela de los trabajadores responsables del servicio. Se les ofrece un margen amplio para desarrollar sus capacidades y, por ejemplo, en centros culturales son especialmente bienvenidos los artistas, músicos, informáticos y especialistas en comunicación con ganas de desarrollar proyectos propios artísticos o de enseñanza. Por lo general, los voluntarios trabajan entre cinco y ocho horas diarias cinco días por semana en tareas asistenciales, de información, oficinas, tiempo libre, talleres o edición multimedia.

 

Adónde puedes ir como voluntari@

Existen programas en toda la Unión Europea y países que participan en intercambios, Turquía y algunas de las repúblicas exsoviéticas. La motivación que lleva a organizaciones diversas a pedir voluntarios es de lo más variado: una guardería danesa en una zona en la que apenas hay extranjeros quiere que los pequeños se acostumbren a la presencia de otras culturas; un centro cultural de Turquía precisa de jóvenes que sepan transmitir a niños sus conocimientos de Internet; una comunidad de Finlandia necesita jóvenes capaces de dinamizar las actividades de tiempo libre en su zona…

 

Quiénes pueden hacer el SVE

Jóvenes de entre 16 y 30 años de la Unión Europea. El inglés es el lenguaje básico de trabajo: en el que se publican las ofertas, en el que hay que escribir la carta y el currículum y el que sirve para manejarse al llegar al destino. Algunas ofertas requieren conocimientos básicos de otros idiomas.

Ciertos programas piden mayores de 21 años. En cualquier caso, hay que comprometerse para un período de al menos seis meses y tener buenas dosis de madurez y paciencia.

 

Cómo buscar el voluntariado ideal para ti

El cauce habitual para españoles es dirigirse a la oficina de información juvenil más próxima, pero la información sobre los proyectos abiertos es irregular y farragosa (demasiada documentación oficial y casi ninguna vía de solicitud online), por lo que lo más sencillo -además del contacto con la oficina local- es buscar un proyecto que cuadre con nuestros deseos e intereses y escribirles directamente un email, en inglés o el idioma que se indique, con una carta que exponga el carácter dispuesto del candidato, así como los motivos por los que desea hacer ese programa en concreto.    

Las organizaciones de destino responden en más o menos un mes, dependiendo del plazo de solicitud, a veces piden una entrevista por teléfono o skype.

 

Cómo aprovechar al máximo este programa

Es la pregunta fundamental que debes hacerte: ¿qué aportará esta experiencia a mi carrera?

Será un año duro, de mucho trabajo. Encajar ese esfuerzo en tus objetivos profesionales es fundamental, de otra manera podría ser un derroche de tiempo y energía. Aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a incluir tu voluntariado en tu futuro:

 

Aprender alemán. ¿Quieres irte a Alemania y no hablas el idioma? A muchos de los programas en Austria y Alemania se accede con inglés. Con los gastos pagados, puedes dedicar tu tiempo libre a intercambiar clases, sumergirte en el idioma y preparar exámenes de nivel. Al acabar el programa cumpliendo este objetivo tendrás mejores accesos al mercado profesional alemán, suizo o austríaco, y contarás con experiencia y referencias solventes, en alemán.

Colegiarte en el Reino Unido. Trabajadores sociales, sanitarios y psicólogos necesitan una credencial oficial para trabajar en el Reino Unido. Al ser voluntario durante un año en un programa afín a esta actividad profesional, adquirirás experiencia válida y tendrás tiempo para acceder a la colegiación sanitaria. Al cabo de un año serás un candidato firme para cubrir las miles de vacantes que ofrece el sector en ese país.

El despegue definitivo de tu inglés. Imagínate viviendo en una comunidad rural irlandesa, ayudando a discapacitados a vivir de forma independiente, enseñándoles a cocinar o a tramitar sus documentos. Acompañándoles al cine o ayudándoles a montar una función de teatro. Con el respaldo de un curso de inglés y de formación a tu llegada. Si eres constante, estudias por tu cuenta y aprovechas la inmersión, podrás pasar el examen grande de nivel.

 

El SVE no es la única opción para salir al mundo como voluntario. En próximas post del blog hablaremos de otros programas como el Servicio Civil Internacional, las estancias “au pair” o las oportunidades de las ONG.

 

ENLACES ÚTILES

 

Publicado en Trabajos por el Mundo el 9.03.2012